Dedo en Martillo

Se conoce como dedo en martillo a la deformidad del dedo que se da cuando el tendón que extiende la última articulación se daña. Un ejemplo claro de este caso, es cuando jugamos baloncesto y el balón golpea con fuerza  la punta del dedo; lo anterior ocasiona que el dedo se doble con fuerza, desgarrando el tendón.

 

SÍNTOMAS

 

El síntoma principal que se presenta en este caso, es la incapacidad de extender la punta del dedo sin apretarla para ayudarla. También se presenta:

 

  • Inflamación cerca de la lesión
  • Dolor en el dedo
  • En ocasiones, se puede notar la presencia de sangre debajo de la uña
TRATAMIENTO

 

En la mayoría de los casos, el dedo en martillo se puede tratar sin necesidad de una intervención quirúrgica. A pesar de esto, es recomendable que sea revisado por un especialista tan pronto se haya ocasionado la lesión.

 

El tratamiento consiste en inmovilizar el dedo con el objetivo de mantener la punta del mismo recta hasta que el tendón sane.

 

Requiriendo en muchos casos llevar el tratamiento hasta por 12 semanas. Es importante tener en cuenta, que nosotros otorgaremos ejercicios para mantener el movimiento de la articulación media; así, el dedo no se volverá rígido.

 

De igual forma, cuando retiremos la inmovilización, recomendamos otros ejercicios para recuperar la movilidad en la punta del dedo.

 

Si has sufrido de alguna lesión con las características anteriormente descritas, contáctanos para tratarla adecuada y oportunamente. ¡Clínica de la mano, una mano amiga!